McCain está comprometida en reducir el impacto ambiental de nuestras 15 plantas de producción en Europa Continental.

Para asegurar que esta misión sea bien implementada, McCain persigue 4 objetivos claros que son:

1- OBJETIVO: CERO RESIDUOS

Medir las mejoras continuas en el rendimiento energético y medioambiental.

Estamos comprometidos a reducir el desperdicio de nuestros alimentos: las patatas más largas se convierten en patatas fritas; las patatas pequeñas se usan para copos de patata y alimentos especializados; y el resto de las patatas y los desechos se usan para la alimentación del ganado, fertilizantes orgánicos, o se transforman en biogas. En cuanto a los residuos no reciclables, nuestras fábricas no están equipadas con incineradores y limitamos el uso de esta práctica. En casos inevitables, la energía se recupera de la combustión de los residuos.

2- REDUCIR EL CONSUMO DE ENERGÍA

Desde 2008, hemos ahorrado 258.195 MWH, lo que equivale al consumo anual de energía de más de 21.516 hogares.

En 2008, implementamos un plan de acción para reducir el consumo de electricidad, gas natural y biogas. Instalamos un sistema de recuperación de energía del vapor generado por calderas y freidoras, instalamos métodos de control de velocidad en equipos eléctricos y regulamos la presión de las calderas a presión. Esto nos llevó a reducir nuestro consumo de energía en nuestras fábricas en un 14% en 2017.

3- PLANTAS DE PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

Se han reducido 2.600.000 m3 de metano, lo que supone evitar la emisión de 5.300 toneladas de CO2, lo que equivale a 5.300 viajes de ida y vuelta de París a Nueva York en avión. La planta de producción frances de Matougues ha aceptado el reto de reducir su impacto medioambiental global en un 50% de aquí a 2020. Todas las luces incandescentes serán reemplazadas por bombillas LED, y existe una iniciativa para instalar un bio-reactor que transforma los residuos orgánicos en biogas. Otros proyectos similares que favorecen el uso de energías renovables han permitido que, entre 2016 y 2017, las emisiones de CO2 se redujeran en el equivalente de más de 80.900 millas recorridas en coche.

4- REDUCCIÓN DEL USO Y TRATAMIENTO DEL AGUA

En comparación con 2015, se ahorraron 196.373 m3 de agua en 2017, lo que equivale a 78 piscinas olímpicas.

Desde 2015, hemos implementado un plan para reducir el consumo de agua en nuestras fábricas: entre 2015 y 2017, se ahorraron 150 litros de agua por tonelada de producto final de patata. También tuvimos éxito en el tratamiento de aguas residuales, asegurando que el agua devuelta al medio ambiente tenga las mismas características que cuando se extrajo y utilizó por primera vez, por ejemplo, temperatura, niveles de fosfato, niveles de nitratos y más.

Echa un vistazo a nuestro vídeo sobre las energías renovables en el Reino Unido: