Estamos comprometidos en crear buenos productos elaborados con ingreientes simples y naturales que complementen una dieta sana y equilibrada y sean buenos para el planeta.

Para ofrecer lo mejor de nuestros productos, McCain se compromete a trabajar en 4 áreas principales, que son:

1- REDUCCIÓN DE GRASAS SATURADAS

75% menos de grasas saturadas en los productos de la marca McCain desde 2011.

La forma en que elaboramos nuestros productos es sencilla: nuestras patatas (cuyo recorrido se puede seguir del campo a la mesa) son peladas, lavadas, cortadas, prefritas y congeladas. Para la fase de prefritura, McCain ha abandonado totalmente el uso del aceite de palma desde 2011. Las razones para hacer esto son, claramente, tanto nutricionales como ambientales: alto nivel de grasas saturadas, el aceite de palma aumenta el nivel de colesterol en la sangre y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, la producción de aceite de palma contribuye a la deforestación masiva, a menudo incontrolada. El aceite de girasol es una alternativa más saludable, y ha tenido un gran impacto en la reducción de grasas saturadas en nuestros productos.

2- REDUCIR LA SAL

Desde 2011, McCain ha reducido el contenido de sal de sus productos en un 40%, lo que equivale a 400 kg.

Aumento de la presión arterial, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis… los efectos nocivos de la sal para la salud son muy conocidos. Reducimos de forma significativa la cantidad de sal en nuestros productos, alcanzando un nivel de 0,6 g/100 g de media para aquellos productos que contienen sal.

3- OFRECIENDO UNA MEJOR INFORMACIÓN NUTRICIONAL

El 44% de los productos de McCain cumplen con los criterios de la certificación Better For You.

Casi la mitad de nuestros 170 productos cumplen los criterios de la etiqueta de certificación Better For You. Esto implica tener niveles de sal inferiores a 0,5 g/100 g y una tasa de grasas saturadas inferior a 1,5 g/100 g. Además, McCain apoya y aplica activamente el sistema de etiquetado de la parte delantera del envase Nutri-Score. Este sistema presenta una etiqueta codificada por colores que indica el valor nutricional global del alimento en cuestión en una escala de A a E. Proporciona a los consumidores información fácil de leer y comprensible sobre el valor nutricional del producto.

4- PROPORCIONANDO UN EMBALAJE MÁS VERDE

15% menos de embalajes usados.

Además de reducir la cantidad de envases, McCain ha lanzado un proyecto de investigación en colaboración con varias universidades, instituciones y centros de investigación y desarrollo para desarrollar envases que sean 100% respetuosos con el medio ambiente.