Apoyamos a nuestros 1.500 socios productores para reducir su impacto medioambiental en el cultivo de patatas. Seguimos de cerca su actividad ayudándoles a optimizar su plantación, crecimiento y cosecha de patatas de una manera responsable. Esto ha estado sucediendo durante más de 30 años.

Para lograr nuestro objetivo y apoyar una agricultura más sostenible, en McCain nos centramos en 4 áreas principales:

1- ATENCIÓN A LOS AGRICULTORES A TRAVÉS DE ASOCIACIONES A LARGO PLAZO

Nuestros socios europeos comparten nuestros valores: El 100% de ellos están comprometidos con un proceso de certificación sostenible para sus cultivos de patata, y son auditados anualmente por una entidad independiente. Los programas de certificación (VVA, Vegaplan, GlobalGAP®1) cubren, entre otras cosas, las buenas prácticas agrícolas en materia de seguridad alimentaria y protección del medio ambiente. Trabajamos mano a mano con nuestros socios, a largo plazo, aportándoles la experiencia de nuestros 30 agrónomos que están allí para ayudarles a optimizar el rendimiento y la calidad de los cultivos. También ofrecemos a nuestros socios productores contratos de venta plurianuales, lo que les da visibilidad en términos de beneficios e inversiones futuras.

2-CUIDADO DEL AGUA A TRAVÉS DE LAS RESTRICCIONES DE RIEGO

Hoy en día (sólo) el 25% de los campos son de regadío.

Nuestros agricultores europeos utilizan sistemas de riego por aspersión para apoyar la escasez de lluvia durante ciertas etapas del cultivo. Estos sistemas permiten a nuestros agricultores programar el riego para cuando los cultivos más lo necesitan. En total, sólo una cuarta parte de los campos destinados al uso de McCain están irrigados, de manera que se respeten las legislaciones europeas, nacionales y locales. Dos plantaciones de patatas en Polonia han establecido un sistema de microirrigación por goteo, que permite que el agua gotee regularmente y directamente a las raíces de las plantas. Esto aumenta tanto la eficiencia del agua como la eficiencia energética.

3- CUIDADO DEL SUELO REDUCIENDO LOS PRODUCTOS DE PROTECCIÓN DE LAS PLANTAS

Ya hemos logrado una reducción del 25% en el uso de pesticidas y nitrógeno durante 10 años. La cantidad de ingredientes activos de los pesticidas utilizados en los cultivos destinados a McCain en Europa Continental se ha reducido en un 25% en los últimos 10 años (2006-2016), lo que equivale a 1.000 toneladas. Esto va de la mano con un estudio que completamos sobre los plaguicidas que tienen un menor impacto ambiental. En un período similar (2007-2016), el uso de nitratos (un tipo de fertilizante) se ha limitado en un 8% por hectárea cultivada en Europa continental.

4- CUIDAR EL FUTURO INNOVANDO EN CULTIVOS SOSTENIBLES

10 son las fincas piloto en Europa donde McCain está experimentando con métodos agrícolas más sostenibles.

En algunas explotaciones agrícolas belgas, holandesas, polacas y francesas, queremos encontrar nuevas formas de mejorar y seguir avanzando hacia un futuro sostenible. Nuestro objetivo es reducir el uso de productos fitosanitarios (en comparación con el uso medio durante 2013 – 2015) en un 20% en nuestras granjas piloto, al tiempo que se garantiza la calidad y un alto rendimiento de los cultivos y se protege el suelo. Al mismo tiempo, 60 de nuestras granjas han puesto en marcha planes de acción para preservar la biodiversidad tras un análisis y una campaña de sensibilización.

No nos paramos ahí y nos comprometemos a hacerlo aún mejor en el futuro. Para 2020, McCain planea reducir la cantidad de agua utilizada para el riego en un 7% por cada tonelada de patata cultivada. Y reducir el uso de pesticidas y nitratos en un 10% en todas las fincas sobre el uso promedio durante 2013 – 2015, mediante el rápido despliegue del uso de nuevas tecnologías, el cultivo de variedades más resistentes y resilientes de patatas y otras soluciones alternativas.