PATATA PARISINA CON PIEL

Patatas pequeñas con piel, precocinadas. Unas patatas sabrosas de gran valor añadido. Con el toque rústico que aporta la piel. Sírvelas directamente o caliéntalas en unos minutos. Rentabilidad máxima: servirás toda la cantidad que compres (1kg comprado = 1kg servido)»