PATATAS DE GAJO CON PIEL

Las patatas de gajo con piel de McCain están prefritas y ultracongeladas. Son gajos rústicos que conservan todo su sabor, realzado por la piel, lo que le da un toque aún más sabroso.

 

Las patatas gajo con piel son tan versátiles que puedes combinarla con cualquier otro producto: un hamburguesa, una buena carne o una pieza de pescado excepcional, pero también puedes utilizarlas para combinar con salsas, igual que las patatas crunchy petals, o para crear combos con otros productos McCain, como los aros de cebolla a la cerveza corte grueso.

 

Además, las patatas gajo con piel de McCain están preparadas para una mayor retención del calor, de forma que tengan un rendimiento superior y puedan ser usadas para tus platos de tu oferta delivery, ya que aguantan crujientes y calientes por más tiempo.

 

Otra de las grandes ventajas de nuestras patatas de gajo con piel es su fácil operativa en la cocina: puedes prepararlas en la freidora, en el horno de convección, en horno normal y también en horno de regeneración.